Hay muchas formas de recorrer este prodigio canario, pero le recomendamos hacerlo siguiendo sus rutas de senderismo. Verá de todo: barrancos, playas negras, cuevas milenarias, miradores, pueblos pintorescos...palm

Pocos lugares del planeta están tan bien acondicionados como La Palma para ser recorridos andando. En apenas 708 km2 hay nada menos que un sendero europeo, el E7, 2 GR, 38 PR y 24 SL, cubriendo todos los niveles imaginables. Para los discapacitados se han dispuesto, además, docenas de caminos.

La mayoría de las rutas se pueden hacer en solitario, acompañado de un guía o formando parte de un grupo con excursiones regulares. Hay un buen servicio de transporte público y, si hacen falta, los taxis de la isla están perfectamente preparados para acudir a cualquier punto a recoger a lossenderistas. Hay una red de refugios y son cada año más numerosos los festivales y eventos relacionados con el senderismo. Estas son algunas de las rutas más emblemáticas:

La Ruta de las Estrellas

        

Una de las grandes atracciones que ofrece la isla. Comienza en el mismo Roque de los Muchachos, discurre por las crestas de la Caldera de Taburiente y, tras pasar una noche en un refugio, termina en el Centro de Visitantes de El Paso. Son 24 kilómetros sólo aptos para gente muy preparada.

 

La Ruta de los Manantiales

         

El Parque de los Tiles lo puede explorar prácticamente cualquiera ya que se ofrece la posibilidad de subir en un 4x4hasta 1.400 metros y, desde allí, alcanzar los espectaculares manantiales de Marcos y Cordero andando seis kilómetros. También se puede hacer en plan más duro, recorriendo el Barranco del Agua.

 

El Roque de los Muchachos

 

Aunque esta impresionante ruta del Roque de los Muchachos al delFaro implica un desnivel de 1.450 metros en 12 kilómetros, sólo tiene una dificultad media y es accesible para un gran número de senderistas. Su punto álgido es el Mirador de la Degollada.

Del Roque al Paso

Una forma distinta de descubrir las cresterías del Roque de los Muchachos, del Pico de la Cruzy sin olvidarse del de la Nieve combinándolo con un inusitado descenso a la capilla de la Virgen del Pino, en pleno corazón de la Caldera de Taburiente. Se necesita todo un día para ello y me temo que sólo es apta para senderistas con mucho fondo.

El Bosque Encantado  Las impresionantes selvas de laurisilva del Cubo de la Galga se pueden explorar sin gran esfuerzo ascendiendo hasta el mirador de laSomada Alta para luego terminar en el enclave de San Bartolo. O con mucha mayor dificultad podemos prolongar esta Ruta del Bosque Encantado hasta la impresionante playa de los Nogales.

Buscando el río Taburiente

Un paseo muy agradable, aunque de 12 kilómetros, por una de las grande atracciones naturales de la isla, buscando el río Taburiente. Como siempre está adaptado a diferentes niveles de preparación, combinando una alternativa sin apena desnivel.

Barrancos del Norte

Un antiguo Camino Real permite atravesar todos los barrancos de la costa norte, sin duda la más salvaje y atractiva de la isla. Permite, además, descubrir aldeas tan pintorescas como El Tablado o Franceses. El recorrido total es de unos 12 kilómetros, pero existe la posibilidad de hacerla de forma más reducida en unos siete, lo que sólo implica unas tres horas y media de marcha incluidas paradas.